viernes, 27 de diciembre de 2013

Cae el sol

Hoy, y en tiempos remotos,
Luciérnagas hurtaron luz de sol para dorar sus almas
y explayarlas sobre tu piel serena

Así, en cada amanecer,
tu ventana entrega formas sobre tu lecho,
y decanta para ti lo que es digno.

se embriagan con luz tenue los poros,
abismos que se abren a nuevas formas  de lujuria y canto;
mueren las luciérnagas del sol
y renacen allí la belleza y la pureza,
la ciencia y la fe de la pasión,
la certeza de que eres inmortal,
la seguridad de que eres tú

mi propia inmortalidad.

No hay comentarios: