viernes, 27 de diciembre de 2013

Oda a...



Si asomaras tu rostro por la ventana
Verías entonces jardines de lotos
Verías cómo claveles y botones de rosas se inhiben en presencia de tus labios
… tu boca, cual tierna frambuesa
Entreabre un portal de silencio
Y escapan, en cálido soplo,
Las horas de mis comienzos

Verías entonces cómo el rocío,
El que mana de tu pecho,
Humedece la calma,
Hidrata mis sentimientos

Lánguidos minutos  invaden la escena,
Y como en bosque de niebla,
Se deslizan con destreza,
Ápices de tristeza.

Vuelvo a tus ojos entonces
Y veo la estela,
La esperanza que destellas,
La virtud de mi existencia

La nobleza hecha inocencia

No hay comentarios: