viernes, 27 de diciembre de 2013

Lluvia

Lluvia

La lluvia no es más que ducha celestial que,
Aunque venga en caída libre para todos los mortales,
Sólo busca retornar al maná de vida y gloria;
Por ello lluvia cae sobre tu cabeza y se solaza por tus hombros,
Por eso se extiende y se deleita sobre tu pecho;
Por lo mismo se desliza por tu vientre y,
En inmortales minutos,
Abraza tu pubis y se mezcla con la vida.

Lluvia no es más que excusa inocente
Para abrazar tus labios con los míos,
Y dejar que tu boca y la mía,
Invente nuevas formas de hidratar el alma.

De empapar la vida.

No hay comentarios: