viernes, 27 de diciembre de 2013

Para Vodka!

Incontables son los versos que he bebido,
Las copas que he escrito,
Los suspiros que he fumado.

Incontables son las noches que has vivido,
De universos paralelos,
Tu alma has teñido.

Incontables son los días de la nada,
De inexistente fantasía,
Tu alma has nutrido.

Incontenibles son las lágrimas premisas,
Las que corren por mejillas,
Las que anuncian: “¡no palpitas más!”.

No hay comentarios: