lunes, 30 de diciembre de 2013

Vista atrás

Miré atrás y vi ese lago en el que quiero dibujar tu sonrisa:
ese lago de naufragio y olvido,
de memorable paz que emanó tu boca.

Miré atrás y vi ese lugar de fábula,

donde dos almas se buscan entre cuerpos ausentes.

Miré atrás y vi lo divino hecho humano: 
deidad de mis angustias,
delicia de mis tormentos.


sábado, 28 de diciembre de 2013

...

Mientras llueve, pienso que te empapas con mis propios besos;
mientras escampa,
pienso que te seco en mi propio abrazo;
mientras está húmedo,
pienso que te acaricio con mis propias manos;
mientras estas ahí, 
pienso que sólo así puedo yo existir.

viernes, 27 de diciembre de 2013

Nostálgico recomienda...

… Que la nostalgia no te invada y te apremie el destierro en el olvido.
Luces que conducen por sendas de abandono, lúcida la mirada sobre pasos ya habidos.
¿Cuántas huellas dejarás tras lágrimas no contadas?

Busca entre la yerba los rastros de brisa tardía, yo te enseñaré el vaivén de los alisios de otoño y de la sequía invernal…

Cuyo Paradise

Texto y textura,
tu boca, boca mía,
rojo manjar que mi aliento roza;
verso y textura,
tu boca, boca mía.

Impregnas de brisa la risa,
la risa mía,
tuya es la brisa... risa y melancolía.

Usurpas el llanto de antaño en boca mía... con tu brisa, tu risa... melancolía.
Oeste cuyano
Oeste cuyano

Tocarte

Tocarte con mis yemas,
las yemas de mis dedos,
y rogar para que tu imagen no se desvanezca antes de alcanzar a rozarte con mi aire...

El aire de mi boca
mi boca torpe,
la brisa tardía,
la cálida brisa.

Tocarte con mi boca,
mi boca loca,
y rogar para que tu aroma no se esfume,
ni se esfume el aire,
ni se esfume el llanto,
el llanto que me invade y no te toca.

Tocarte con mi piel,
piel de miel,
y rogar para que mis poros no te atrapen, 
no te absorban,
no te adoren... 


Tomado de: "El libro de mis boludeces"

Jornadas

Rutas argentinasAyer tus palabras incineraron mis sienes,           
Hoy tu susurro dora mi oído,
Mañana tu ausencia congelará mi boca.

Tomado de: "El libro de mis ridiculeces" 


Rutas argentinas

27/05/06

Hoy se me antoja invitarte un café, compartir contigo una mesa para dos en un sitio cualquiera [la banca de un parque también podría ser]. Hablar de mil trivialidades, divagar entre miradas y risas tontas hasta haber resuelto - en una sola tarde - los problemas del mundo. Hoy se me antoja [tú...]

Pájaros Pandilleros


Como pájaros pandilleros, enfurecida bandada, así llegan tus besos a mi cuerpo en aparente calma.

Serenidad

En medio de la calma absoluta o ligera tranquilidad, aparecen tus ojos de magia y lujuria, los mismos que engalanan mis noches silenciosas

Dosis

Entran en dosis pareja5 la ternura y la pasión. Contigo no hay medidas ni raciones, sólo cuotas de alegría que se amontonan en lo más profundo de mi ser.

Quiero ser...

Quiero ser en tu vida algo más que un instante, más que un momento fugaz. Quiero ser el complemento perfecto, la clave  correcta, la llama que arde en modo preciso... quiero ser en tu vida algo más que yo misma.

Me encantaría...

Me encantaría dibujar mis días a tu lado, con tus sueños como lienzo y tu fantasía que impregna todo el paisaje, y tu sonrisa que cierra con broche de oro cada día.

Allí, en tu piel

En la nívea seda de tu piel, en la textura de tus labios, en lo dócil de tu sonrisa, allí quiero amarte toda, lánguida como sombra ligera me arrastro ente tus poros, me deslizo en cada parte de ti... atesoro todo lo que mana de ti.

Quiero...

Quiero girar en livianos círculos rodeando tus pupilas, mutando de estado e intentando entrar, como algo que no es materia, al interior de tu divinidad.     

Sin propósito

No buscabas escribir ni ápice de ruido, y más aún, componías desde antaño una melodía nupcial. Esos lánguidos Cascanueces no paran su danzar, mientras en mi alma entreteje, cual maraña, un pentagrama con trazos tan finos como la brisa que ahora escapa de tu boca...

Repentinamente...

En medio de la calma absoluta o ligera tranquilidad, aparecen tus ojos de magia y lujuria, los mismos que engalanan mis noches silenciosas

Dulce resignación

Si no te has dado cuenta de lo poco que me resta, y de lo mucho que me queda en tu abrigo, entonces no hace falta regalarte las mil lunas de una noche, no me queda más remedio que dejar pasar el aire y ver como te calas en mi vida; no me faltan más palabras que las pocas que, de ti, mi boca ha aprendido.

De repente...



“Y deambulabas entre mis sueños hasta que un día, sin previo aviso, volcaste mi cama y desperté ahí, en el mundo de los DESPIERTOS, en tus brazos de fábula, para dormirme de nuevo y empezar a soñar [menos despierta]" — en el susurro de tus ráfagas de amor.

Seasons...


"No era sol lo que abrigaba hoy,
era tu sonrisa,
con cálidas texturas,
abrazando mis carnes frágiles
en dócil alegría" — en Tu voz cautivadora.

"No es frío lo que acongoja,
es la ausencia de tu calor,

agonía corporal que empaña cristales de mi alma"

Limbo

Existe un limbo entre tu boca y la mía, el mismo que  surge cuando tus ojos atrapan a los míos en ambiguas miradas de pudor.

¿Piel?

No es sólo seda lo que cubre tus carnes, son mantos celestiales que se juntan sobre tus fibras envueltas en sensaciones paganas.

Invierno

No es frío de invierno, es sólo la ausencia de tu tibia boca que por momentos abandona la mía para atrapar esa bombilla de metal. 

Equinoccio

Esta noche, y sólo por ser la noche más larga del año, quisiera perderme en el equinoccio de tus ojos.

Cae el sol

Hoy, y en tiempos remotos,
Luciérnagas hurtaron luz de sol para dorar sus almas
y explayarlas sobre tu piel serena

Así, en cada amanecer,
tu ventana entrega formas sobre tu lecho,
y decanta para ti lo que es digno.

se embriagan con luz tenue los poros,
abismos que se abren a nuevas formas  de lujuria y canto;
mueren las luciérnagas del sol
y renacen allí la belleza y la pureza,
la ciencia y la fe de la pasión,
la certeza de que eres inmortal,
la seguridad de que eres tú

mi propia inmortalidad.

Oda a...



Si asomaras tu rostro por la ventana
Verías entonces jardines de lotos
Verías cómo claveles y botones de rosas se inhiben en presencia de tus labios
… tu boca, cual tierna frambuesa
Entreabre un portal de silencio
Y escapan, en cálido soplo,
Las horas de mis comienzos

Verías entonces cómo el rocío,
El que mana de tu pecho,
Humedece la calma,
Hidrata mis sentimientos

Lánguidos minutos  invaden la escena,
Y como en bosque de niebla,
Se deslizan con destreza,
Ápices de tristeza.

Vuelvo a tus ojos entonces
Y veo la estela,
La esperanza que destellas,
La virtud de mi existencia

La nobleza hecha inocencia

Blanca estepa



Sobre tu cabeza brotan,
Cual capricho de vida,
Hebras de seda blanca
En tiraje de oscuro hilo.

Ocasos de otoño se anidaron en tu pelo
Cuando desvanecida estuvo
La espuma dorada que,
En tiempos pueriles y con sueños trenzados,
Iluminó la fe en los ojos de tus padres.

Sobre tu cabeza brotan,
Cual capricho de vida,
Rayos de sol que,
En calidez de invierno,
Son ahora nívea pasión

Me encantaría


Me encantaría tenerte acostada, desnuda, de espaldas, dormida... sobre un lecho del algodón más suave y fino del mundo.
Me encantaría acercarme a tu cuerpo para darle al mío un momento nirvana.
Me encantaría estar así, allí, y dejar que mis sentidos explayen, en amplia estética, todo el divino placer que de ti emana siempre:
Me encantaría acercar mis ojos a tu figura de redondeces y curvas no trazadas en otro lugar.
Me encantaría acercar mis manos a tu piel de textura jamás conocida en otro lugar.
Me encantaría deleitar mi nariz de enólogo desquiciado en aromas de tu piel.
Me encantaría deleitar mi boca en tu piel de pétalos sedosos, buscar la trama de tus labios.
Me encantaría oír ambiguos sollozos tuyos que delatan tu forma de placer.

Me encantaría hacerte mía del mismo modo en que soy tuya.

Andes

Y cruzas por los Andes y bendices la tierra que pisas:
Si tus pies descalzos huellan herencia de grandes sabios,
si tus ojos de madera acanelada cincelan paisajes de tiempos más nobles,
si tus fibras guardan calidez y ternuras frágiles,
no es casualidad ni azarosa la cuestión,
es que el destino trazó mis sueños en tu cuerpo de infinita bondad.


Lluvia

Lluvia

La lluvia no es más que ducha celestial que,
Aunque venga en caída libre para todos los mortales,
Sólo busca retornar al maná de vida y gloria;
Por ello lluvia cae sobre tu cabeza y se solaza por tus hombros,
Por eso se extiende y se deleita sobre tu pecho;
Por lo mismo se desliza por tu vientre y,
En inmortales minutos,
Abraza tu pubis y se mezcla con la vida.

Lluvia no es más que excusa inocente
Para abrazar tus labios con los míos,
Y dejar que tu boca y la mía,
Invente nuevas formas de hidratar el alma.

De empapar la vida.

Boca de mate

Boca de mate:
ceniza de pasiones,
volcán de ensueño.


Boca de mate:
encanto y delirio,
lujuria y licor.

Boca de mate:
brisa veraniega,
sabores de otoño.

Boca de mate:
tu boca en mi boca,
mi boca es tu mate.

Por...

Por mujeres como tú,
Poetas cantaron, artistas pintaron
Y algunos soñaron.

Por la mujer que eres tú,
Mis manos vacilaron,
Mis labios temblaron

Y mis pupilas se dilataron.

Súplica

#
ya no leas mis movimientos,
actos valen más que mil palabras
y todo quedará bajo mi piel
todo quedará bajo mi piel.

Un discurso espontáneo
a tus ojos delatores
los impulsos no se ocultarán más
bajo mi ropa

Es acaso un reflejo? espejismo!!!
una visión, un holograma?
lo paradójico toma formas de las tuyas

Probaré otros sabores
antes de saber que es lo que quiero
aquello que complete la ecuación
y dé respuesta a mi ansiedad.

Serás el reconocimiento
a mi escape no caótico y mis poros comenzarán a respirar
un nuevo aire?... el que sobró de ti.



E.

Intento de canción...

Yace un cuerpo sin vida,
esta historia ya termina
primavera que se marcha
en medio de ilusiones extinguidas
Palpitar de emociones,
vivir mil predicciones
sólo siento el dolor
agitándose en mi sangre

sentimiento es perdición,
odio es palabra de amor
el infinito es tan solo un crucero hormonal

la crueldad de mis palabras
es la pureza de tus caricias
realidad que me sofoca
y me conduce a un abismo

y la fibra errante de mi ser
se ha esfumado en un instante de placer
llévame a tu infierno celestial
conoceré el lenguaje de tu piel...
mirada salvaje.



E.

Going sleep...


Talk to me
there's no rain
under the bridge

sleep on bed
with no guilty
melodies

step by step
legs and legs
go away

no pain to us
and no people
to hide from

a new rainbow
and new wings
to get there

so you will find
the greatest answer
your life.




E.

¿Para qué?

Para qué mirar?
si me encanto y me lastimo...
sin anestecia
Para qué oler?
si me embrujo y me asusto...
sin remedio

para qué tocar?
si me altero y convulsiono...
sin regreso

para qué besar?
si la sutileza
me es ajena

para qué morder?
si los vestigios - blancos -
no son eternos

y para qué correr?
si realmente aún lo deseo



E.

#1

Hechicera encantadora,
invisible y relevante:
viste palidecer mis ojos ante ti
y sin mayor reparo
señalaste la ruta inhóspita

vivo un vértigo enfermizo,
un caos desvanecedor
el karma de los que aman sin licencia...
y sin medida

en la distancia,
anhelo, suspiro;
en la cercanía,
tiemblo, temo, contemplo,
me desahogo.

mil palabras a un mismo sentir,
mil colores a un mismo vivir,
y en la encandecencia de mi soledad
tus matices así me lo confieren.




E.

#2


A tus manos
y muñecas desnudas
mis odas rinden tributo

se despliega todo,
todo mi lirismo
y en tus ojos
encuentra justificación

en tu boca
todo es calma,
una tormenta ya se forma...
en la plenutud de mi garganta

luces escondidas...
sinapsis incontenibles
luciérnagas encandecentes pensamientos desbordados


E.

#3

Al triunfo safista,
tu existencia.
Al amante figitivo,
tu dulce constancia.
Al ocaso del mundo,
tus ganas de amanecer.
A mi esencia íntima,
tu difícil ceder.


E

#4

Dale a tus zapatos
el brillo de tus ojos,
que la noche no se espaante
ni enceguezca con tu luz

mil luciérnagas te rodean
y mil más te alaban en mi mente
mil rosas has pisado
y mil más te han de guiar

día tras día
noche tras noche,
te escondes, te apareces
te condensas, te evaporas
te derrites, te congelas...

vivo explosiones e implosiones
más de tres he padecido
y tu imagen sigue intacta
sin que por ello me derrumbe.



E.

h2o

Agua que corre
la brisa estancada,
ápices de llanto
divino dolor

súplica tácita
en clandestina pasión
delirios incontables
divino dolor

música de estela
ágora encendida
versos inauditos
divino dolor



E.

Face to Face

 Tus besos ya  no caben en mi boca
Pulsiones invadieron mi garganta
Tú presencia, más hostil y destructora
Que tu ausencia misma,
Cercena con llanto implícito,
Sacude / carcome mis entrañas

No miro a tus ojos
Pues en ellos hay un mar,
Náufraga irremediable
Y sin señal de subsistir


E.

Naúfraga

Náufraga en tus ojos
Al  viento mi pecho
Al sol mi mirada
A ti mi pensamiento


E.

Nostalgia

Dulce tristeza que inunda el alma a través de los ríos y lagunas de la memoria.

Amor

Locura insaciable que nubla el pensamiento, niega la razón y da rienda suelta a lo infinitamente pasional.

Angustia

Ansiedad gastrointestinal que dilata el reloj biológico al punto de hacer eterna una instancia de seguridad.

Miguel de Cervantes Saavedra

 “si por dicha conoces que merezco que el cielo claro de tus bellos ojos en mi muerte se turbe, no lo hagas, que no quiero que en nada satisfagas al darte de mi alma los despojos”.

Grisóstomo en: El Hidalgo Don Quijote De La Mancha

Puerto Rico

Quiero el Calipso
que corre por tu sangre latina
quiero el Calipso
que duerme en tu piel canela
quiero el Calipso que grita en tu corazón


E.

Génesis

En el principio creó Dios las cosas; pero una cosa vio los defectos de otra cosa y a la vez esa cosa miraba mal a otra cosa. Hasta que un día todas las cosas se pusieron a pelear, una cosa golpeaba a otra, la otra insultaba a otra cosa y se formó un despelote ni el hijuemadre. Entonces Dios, con voz de trueno y muy enfurecido, dijo; HÁGASE LA PAZ! Y desde ese día Bolivia tuvo capital.



Jairo Reátiga.

Oda al vino tinto

En fina madera, tu fervor culmina;
Fueron negros tus orígenes,
Fueron dulces tus ancestros.

Lánguido y delicado,
Tu cuerpo se redime;
Tú, que como sangre brotas,
Invades mis entrañas y mi alma gime.

A la zancuda

En madera sangrienta,
Sus extremidades, ha posado.
Ella, tan frágil y ligera,
Alza vuelo hasta mi ladera;
Allí, de nuevo se posa cual libélula
Que ahonda en mis terrenos
Hasta la fuente de eterna primavera.


“son dogmáticos tus pensamientos e inherentes tus deseos”.  YO!

Para ensayar

Baño de luz oscura,
Los cuervos arriban ya;
Níveas almas y pálidos rostros
¿Quién contendrá tanta hermosura?
Ni los santos ni los poetas volverán a soñar;
Nadie volverá a vislumbrar  una lágrima,

Nada tornará al gris de faz.

Luego, luego

Después de una decisión,
Se abren los abismos de una nueva era.
Por ello tomé el tren de la nostalgia
Para buscar en mi fondo recuerdos
que pretendan congelar mis piernas

Y borrar las huellas de valor.

Pasos

Camino sobre la brisa húmeda,
La que empapa mi llanto,
La que lubrica mi herida.

Son días de otoño
Más que de fría primavera;
Son noches de verano
Son brisas de invierno tardío.

Aire incontenible
Que viaja como la risa
Quema y arde en tus mejillas
Afloran las penas trisas.

Pasillo campestre

En la estepa [blanca] de una noche lúmina,
Brilla la nostalgia,
Los ojos de un búho.

Él, cual faro que guía al nocturno náufrago,
Vuela hasta mi hombro y
Posa su nefasto ser.

En un baño de oscura luz,
Dos cuervos arriban ya;
Son bandadas de angustias,
Y presagios infinitos.

Pájaros que trinan,
Signos de vida
Vestigios de otra calma,
Primeros rayos de día.